ALIMENTOS TRANSGENICOS

SABES QUE SON LOS ALIMENTAN LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS

Los alimentos transgénicos son aquellos que han sido producidos a partir de un organismo modificado mediante ingeniería genética y al que se le han incorporado genes de otro organismo para producir las características deseadas.

alimentos-trasngenicos

 

COMO EVITAR LOS ALIMENTOS TRANSGÉNICOS:

1. Conoce los productos más comunes que son genéticamente modificados. Dado que el gobierno de Estado Unidos está prohibiendo aponer una etiqueta en la comida para comprobar el origen transgénico- o no genéticamente alterado, nadie está completamente seguro de cuantos alimentos alterados nos estamos comiendo a diario.

2. Si comes carne, asegúrate de que las vacas hayan sido alimentadas de pasto (grassfed) y no vinieron de corrales industriales.
3. Compra localmente y si es posible a tu mercado. Es más probable que la comida importada o industrial esté transgénica. Compra en mercados o directamente de los productores.

4. No compra alimentos ningún alimento procedado, refinado o preparado
Intenta comprar alimentos crudos y cocinarlos tú mismo. Nada que venga en una caja o en una lata es muy confiable en este sentido.

5. Siembra tu propia comida.

Con este objetivo, Greenpeace ha elaborado la “Guía roja y verde de alimentos transgénicos“. En la lista verde se encuentran aquellos productos cuyos fabricantes han garantizado que no utilizan transgénicos ni sus derivados en sus ingredientes o aditivos. En la roja están aquellos productos para los cuales Greenpeace puede garantizar que no contengan transgénicos.

GREEN 1

green 2

GREEN 3

GREEN 4

GREEN 5GREEN 7

 

En conclusión…

Vale la pena consumirlos? Siendo sinceros, creo que la respuesta depende cada persona, sin embargo, desde un punto de vista personal, alimentarse de este tipo de productos, a pesar de representar un beneficio tanto para llevar un estilo de vida saludable, así como para un ahorro sustancial económico, los síntomas perjudiciales que se acarrean pueden ser peores a la larga, no tanto para uno mismo, sino para el entorno general, ya que su producción representa un alto índice de contaminación para el medio ambiente, así como pone en peligro la biodiversidad natural de las plantas y animales tratados, puesto que estos últimos, con mejores genes podrían alterar los ecosistemas en los que los primeros se desenvuelven, provocándoles daños irreversibles, incluso llegando a tal grado de causar una posible extinción. En resumen, consumir alimentos transgénicos no es buena opción; hay que recordar que las empresas detrás de este negocio velan únicamente por sus intereses financieros a costa de la salud pública y ambiental.

 

By: #AbogadoEnUnClic

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *